lunes, 8 de septiembre de 2014

Take this life and make it yours

No volverá a contestar. No volverá a llamarte. No volverá a gritar tu nombre ni a decirte que te quiere. No mirará más el teléfono esperando que suene. No leerá más novelas imaginando que os convertís en héroes de mundos que luchan contra el destino. No soñará contigo ni despertará esperando que estés a su lado. No volverá a pedirte que le sonrías ni recogerá tus lágrimas para evitar que llores. No lo hará. No lo hará nunca más.
Y si la realidad duele y necesita de alguien que la entienda, tal vez ni el momento ni el lugar sean apropiados ahora.
¿Qué es lo que tienes que hacer? no lo sé.
¿Quién podría saberlo?
Nadie puede saber como enfrentar a los corazones rotos. Nadie puede saber como enfrentar a las alas cortadas. Nadie puede decirte cómo has de actuar a partir de aquí.
Deja de mirar fotos. Deja de mirar el móvil. Deja de mirar últimas conexiones y lo que hace cada noche sin ti. No es fácil ¿verdad? Lo sé. Pero aquí va un consejo que jamás debiste de olvidar.
La vida es tuya y como tuya ha de seguir siempre. Siempre. A veces somos felices compartiendo más de lo que deberíamos pero, es un riesgo que todos aceptamos correr. ¿Por qué no íbamos a hacerlo? Compartir un pedazo de ti mismo es tan... agradable. Creer que formas parte de algo más allá de tu propio ser.
Puaj.
Qué empalagosa eres.
Es cierto. Pero me dí cuenta de algo.
Depender de alguien te hace feliz. No depender de nadie también. Y eso es algo que tendemos a olvidar con demasiada facilidad. ¿No crees?.
¿Idealización?
Quizás. Pero yo creo que es más bien... infravalorar el estar solo. Lo cual también es una tontería ya que, puede que no tengas a alguien con quien compartirlo todo. Pero siempre te han de quedar aquellos que llevan contigo toda una vida y que, pase lo que pase, se mantendrán a tu lado sin dejarte jamás.
Los amores van y vienen. Suelen hacerte feliz.
Pero ellos, tus amigos, se quedan. Siempre te harán feliz. No lo olvides.




No hay comentarios: