lunes, 19 de septiembre de 2011

Hazlo. Ya.

A veces las cosas no salen como se espera.
¿A veces…? La verdad es que casi nunca.



Por eso la vida está hecha para improvisar. Y nada más. Los planes no sirven para nada. Solo las ideas.
Los fracasos duelen. Pero duele mucho mas no haber tenido la oportunidad de intentarlo.
No es justo.
Ni siquiera cuando estás decidido. Porque entonces llega alguien y lo hace por ti.
Y te jode.
Pero no quieres admitirlo.
Por eso haces como si no hubiera pasado nada, como si todas esas ideas y alternativas jamás hubieran pasado por tu mente. Pero no es cierto. Y sientes el dolor que ni puedes ni quieres compartir con nadie. Y todo acaba. Porque ya es demasiado tarde para cambiar las cosas.

1 comentario:

Marta dijo...

La verdad esque no queremos admitilo nadie... Porque las cosas NUNCA son como queremos que sean ¬¬ por mucho que nos joda -.-'
En fin, que me encanto la entrada :D que estoy como de costumbre maravillada con tu blog :)
Un besazo y gracias por pasarte por mi blog eres genial ^^