domingo, 11 de septiembre de 2011

de nuevo por la playa...


Hace años de esta foto. Mucho tiempo cuando tu vida aún es corta. Han cambiado tantas cosas...

La arena fresca se hundía bajo sus pies, y una de las chicas cerró lentamente los ojos para sentir la noche. Una suave brisa le acariciaba el rostro, moviendo ligeramente su pelo claro. En el bordillo que separaba la playa de la ciudad, otra chica se quitaba las zapatillas azul marino y saltaba a la arena. Una tercera, con los ojos verdes y brillantes, aspiraba profundamente el ligero olor a sal de la playa. Las tres se miraron y sonrieron, pensando que cada vez estaban más cerca de su destino, y a la vez más lejos. La de los ojos verdes alzó la cabeza en dirección a la Luna. Una luna grande, brillante, redonda. Unas nubes a su alrededor daban la sensación de una noche de lobos, pero no le quitaban belleza. Sin embargo, las estrellas estaban diferentes, más apagadas, más lejanas… La chica con las zapatillas azules en la mano comenzó a andar en dirección a la noche, y las otras dos la siguieron dándose cuenta de que no podían demorarse más. Pronto, el agua salada del mar rozó sus pies, pero eso no las detuvo. Continuaron andando sobre el agua…


Peregrinas hacia la Luna.


E.Ktn  //

2 comentarios:

Lullaby dijo...

Gracias por pasarte por mi blog!
esta entrada es muy bonita. es una historia que me recuerda al verano (no se si eso es trsite o feliz) dicen que no hay anda más trsite que un recuerdo feliz, el recordarlo y no poder estar allí. pero nunca nos quitarán lo vivido!
xoxo-L

Marta dijo...

Hola!!
en primer lugar agradecerte que te pasaras por mi blog y me siguieras :D
Me ha encantado tu blog, esta genial!! Aqui tienes una nueva seguidora ;)
Sigue asi que esta muy bien!! :D
Un besazo :)